Ansiedad

De acuerdo con la Asociación de Trastornos de Ansiedad de América, los trastornos de ansiedad son el trastorno de salud mental más común en los EE.UU., que afecta a 40 millones de adultos y que cuesta más de $ 42 mil millones al año.

Sentimientos de ansiedad, preocupación y miedo relacionado con los eventos importantes y desafiantes están justificados y son muy comunes. La ansiedad se convierte en un problema cuando las reacciones emocionales son fuera de toda proporción con lo que podría ser " normal " previsto en una situación, y cuando los síntomas interfieren con el funcionamiento diario de una persona o de los patrones de sueño. La ansiedad leve hace sentir a la persona inestable, mientras que la ansiedad severa puede ser muy debilitante.

La ansiedad se usa como un término general para varios trastornos que tienen síntomas comunes, tales como nerviosismo, preocupación, temor y miedo. Los trastornos de ansiedad se pueden clasificar en varios tipos más específicos. Los más comunes se describen brevemente a continuación.

El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) se caracteriza por preocuparse en forma persistente, excesiva y poco realista sobre cosas cotidianas. Las personas con este trastorno a menudo esperan lo peor y experimentan en forma exagerada preocupación y tensión, incluso cuando no hay razón aparente para preocuparse.

El Trastorno de Pánico se caracteriza por ataques repentinos y breves de intenso terror y aprehensión que lleva a la agitación, confusión, náuseas, mareos y dificultad para respirar. Los ataques de pánico tienden a surgir de repente y aparentemente fuera de toda proporción, haciendo que la persona esté preocupada por el temor de un ataque recurrente.

La Fobia es un miedo irracional y que lleva a evitar un objeto o situación. Las fobias se centran generalmente en vuelos, puentes, insectos, alturas, procedimientos dentales o médicos y los ascensores. El padecer fobias puede interrumpir la rutina diaria, reduce la autoestima, limita la eficiencia en el trabajo y poner una tensión en las relaciones.

El Trastorno de Ansiedad Social se caracteriza por un miedo a ser juzgado y escudriñado por otros en situaciones sociales o actuaciones relacionadas con el comportamiento. Las diferentes variaciones de este tipo de ansiedad incluyen miedo a la intimidad, miedo escénico y el miedo a la humillación. Las personas que padecen este trastorno a veces pueden aislarse en un intento de evitar las situaciones públicas y el contacto humano.

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo, (TOC) es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos no deseados o intrusivos, que a menudo hacen que el paciente se sienta obligado a repetir ciertas conductas o rutinas. Incluso cuando los pacientes con TOC saben la irracionalidad de sus compulsiones, se sienten impotentes para detenerlos. Pueden lavarse obsesivamente las manos, limpiar los artículos personales o comprobar constantemente interruptores de luz, cerraduras o estufas.

El Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), es la ansiedad que resulta de un trauma previo como un combate militar, la violación, una catástrofe natural, un accidente grave o de otros eventos que amenazan la vida. La mayoría de las personas que sufren este tipo de eventos se recuperan de ellos, pero las personas con trastorno de estrés postraumático siguen siendo ansiosas y severamente deprimidas durante meses o incluso años después del evento. A menudo experimentan escenas retrospectivas y cambios de comportamiento con el fin de evitar ciertos estímulos.

La Acupuntura puede ayudar.

Un estudio clínico realizado en China en 2010, ha llegado a la conclusión de que la acupuntura es un tratamiento " seguro y efectivo " para los trastornos del estado de ánimo como la depresión y la ansiedad grave, en algunos casos aumentan la eficacia de los tratamientos a base de medicamentos. Además, un estudio realizado en 2009, de nuevo en China, determinó que la acupuntura por sí sola podría ayudar a los pacientes que sufren de ansiedad, pero no pueden ser tratados químicamente debido a efectos secundarios intolerables de medicamentos.

En muchas escuelas de pensamiento occidentales, los trastornos de ansiedad son considerados como disfunciones en la química del cerebro de una persona. Un acupunturista no ve la ansiedad como una disfunción del cerebro, sino más bien como un desequilibrio en el sistema de órganos de una persona. En la medicina tradicional china, este desequilibrio se llama Shan You Si ("ansiedad y preocupación "), y se cree que afecta a los órganos principales: el corazón, los pulmones, el bazo, el hígado y los riñones. Cada órgano está relacionado con diferentes aspectos de las emociones de una persona.

Por ejemplo, se dice que la preocupación afecta el bazo, el pesar afecta a los pulmones, la ira al hígado, el miedo a los riñones, y la falta de alegría el corazón. Si una persona experimenta uno o más de estas emociones durante un largo período de tiempo debido al estilo de vida, factores dietéticos, hereditarios y ambientales, pueden causar un estado emocional desequilibrado y dar lugar a diversos trastornos de ansiedad.

El papel de su acupunturista es investigar las causas subyacentes de la ansiedad mediante la realización de una evaluación diagnóstica exhaustiva con el fin de determinar qué sistema de órganos se ha visto afectado y está fuera de balance. Su acupunturista restaura el desequilibrio mediante la inserción de finas agujas estériles e indoloras en los puntos que se correlacionan con los órganos. Además, la acupuntura ayuda a reducir el estrés, en última instancia, fomenta y apoya una mayor sensación de bienestar y equilibrio.

Referencias

http://www.adaa.org/about-adaa/press-room/facts-statistics
http://www.acupuncture.com/newsletters/m_july10/anxiety.htm
Zhang (2010). “The effectiveness and safety of acupuncture therapy in depressive disorders: Systematic review and meta-analysis”. Journal of Affective Disorders, 124, 1-2, July 2010.
Wen (2009). “Combination of acupuncture and Fluoxentine for depression: A randomized, double-blind, sham-controlled trial”. The Journal of Alternative and Complementary Medicine, 15, 8, August 13, 2009

Ir Hacia Arriba