Dolor

La mayoría de las personas experimentan dolor significativo en algún momento de su vida, ya sea de una lesión, una enfermedad o una causa desconocida. El dolor es una señal de alarma, una alarma que se activa cuando el cuerpo está tratando de decirle que algo anda mal y fuera de balance.

¿Qué puede hacer?

Nadie debería tener que vivir con el dolor, ¿pero qué tratamiento es el adecuado para usted? Muchas veces, las personas que sufren de dolor toman medicamentos para aliviar el dolor. Tomar la medicación es comprensible cuando el dolor es constante e insoportable. Puede ser útil para aliviar el síntoma durante un corto período de tiempo, pero no va a llegar a la raíz del problema y corregirlo. Es como golpear el botón de repetición de alarma. Si no se trata la causa del dolor, su cuerpo va a seguir sonando la alarma y le recuerda que algo está mal. Con el tiempo, el dolor puede empeorar o volverse crónico. Es también posible que los medicamentos puedan causar efectos secundarios no deseados y comprometer aún más su salud.

La cirugía puede ser una opción. A veces, este enfoque puede tener sentido, pero podría ser a la vez costoso y arriesgado, y no hay garantía de que será eficaz, pues el problema de raíz no se ha atendido.

La acupuntura es una forma probada por el tiempo, seguro, eficaz, natural y libre de drogas para eliminar el dolor. A diferencia de otros métodos de manejo de dolor, no hay efectos secundarios. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) reconocen los beneficios de la acupuntura en el tratamiento y eliminación de dolor debido a una gran variedad de causas.

El enfoque de un acupunturista en relación al dolor.

Los terapeutas en acupuntura reconocen que hay una energía vital llamada Qi, (pronunciado " chee "), que circula en el cuerpo. El Qi fluye a través de una serie de vías llamadas meridianos. Los meridianos son como ríos dentro de su cuerpo. Cada vez que un río fluye trae consigo agua que proporciona el alimento y la vida de la tierra, las plantas y las personas a su alrededor. Del mismo modo, el flujo de energía, Qi, a través de los meridianos de su cuerpo proporciona nutrientes a cada célula, tejido, músculo, órganos y glándulas en el cuerpo.

Muchas cosas pueden causar que el Qi se estanque o se desequilibre:

  • Una alimentación desbalanceada.
  • Trauma físico.
  • Trauma emocional.
  • Un Qi débil heredado.
  • Un agente externo extremo, frío, calor, humedad.
  • Stress emocional, físico y/o químico.

Es importante que el Qi fluya libremente por todo el cuerpo. Piense en el agua que fluye a través de una manguera de jardín. Una manguera bloqueada no proporcionará un suministro adecuado de agua a una planta. Con el tiempo, la planta no podrá prosperar, crecer y florecer.

Del mismo modo, un bloqueo en el flujo de Qi en cualquier parte del cuerpo inhibe la cantidad de alimento que llega a nuestras células , tejidos , músculos, órganos y glándulas . En circunstancias normales, el cuerpo puede volver fácilmente a la buena salud y vitalidad. Si la interrupción de la Qi es prolongada o excesiva, o si su cuerpo está en un estado de debilidad, el flujo de Qi será insuficiente y una variedad de síntomas, incluyendo el dolor, surgirán.

¿Qué hace la acupuntura?

Mediante la inserción de finas agujas estériles e indoloras en puntos específicos, un acupunturista es capaz de romper los bloqueos que han dificultado la fluidez del Qi. Una vez hecho esto, el Qi puede viajar libremente por todo el cuerpo, promoviendo la salud, el bienestar y la vitalidad, liberándolo del dolor.

No sólo puede la acupuntura tratar los signos y síntomas de dolor y malestar, sino que también puede llegar a la raíz del problema. Cuando se corrige la causa inicial del dolor, su cuerpo puede comenzar a sanar a niveles más profundos. Su acupunturista también puede sugerir terapias adjuntas como masajes, ejercicios, auriculoterapia, herbolaria, cambios en su dieta, cambios en su estilo de vida.

No veo una mejor solución a largo plazo para el dolor crónico. No hay duda en mi mente que la acupuntura es más segura que la cirugía o las drogas. Dr. Bruce Pomeranz, Neurocientífico de la Universidad de Toronto.

Ir Hacia Arriba